Inauguración del IUCN World Conservation Congress 2016. Foto: Pablo Hernández Mares

La conservación de la naturaleza reúne a miles de personas en Hawaii

No podía ser de otra forma: el Congreso Mundial de Conservación de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (IUCN)  fue inaugurado con una ceremonia tradicional Hawaiana.

 

Con la mira puesta en los pueblos indígenas, especialistas, activistas, diplomáticos, periodistas, ambientalistas, abogados, representantes de pueblos originarios, miraban con detalle la representación tradicional de la cultura de las islas del pacífico.

Por primera vez en la historia de la IUCN Estados Unidos es el país sede de uno de sus congresos “Hawaii es el mejor lugar para hacerlo”,  dijo la Secretaria del Interior estadounidense Sally Jewell, quien recibió una ovación por los asistentes.

“El cambio climático es una amenaza para nuestras recursos, nuestra costa y nuestro coral” mencionó durante su participación el gobernador de Hawai, David Ige, quien recordó que las islas son el estado de la Unión Americana más dependientes del petróleo, por lo que anunció una serie de iniciativas para producir energías renovables.

Inspirados en el proverbio tradicional hawaiano “No hay cima tan alta que no pueda ser escalada” los discursos siguieron resaltando la visión de unidad internacional frente a los retos, las encrucijadas que representa la conservación de la naturaleza: la conservación de los océanos, el cambio climático y el papel de la inversión privada.

El Presidente de la IUCN Zhang Xinsheng fue enfático: “tenemos la gente adecuada aquí, juntos, en este lugar de inspiración, el conocimiento, las herramientas e influencia para lograr una verdadera transformación, para tomar estas medidas audaces para mover el planeta del punto de inflexión”.
Se pueden seguir los eventos del congreso aquí.