Archivo de la categoría: El Microscopio

Encuentran cientos de especies en una Reserva UNESCO programada para una mina de oro

Un estudio biológico de una semana de duración realizado en la Reserva de la Biosfera de Sierra La Laguna en Baja California Sur encontró 877 especies, 29 de ellas amenazadas.

La especie de ave San Lucas Cassin (Vireo solitarius lucasanus) es una de las muchas especies que se encuentran en Sierra La Laguna. Crédito Alan Harper CC BY-NC 4.0
La especie de ave San Lucas Cassin (Vireo solitarius lucasanus) es una de las muchas especies que se encuentran en Sierra La Laguna. Crédito Alan Harper CC BY-NC 4.0

 

  • El área protegida y Reserva de la Biosfera Global por la UNESCO es el sitio del disputado proyecto de minería de oro denominado Los Cardones.
  • Los hallazgos del equipo ponen en duda la Declaración de Impacto Ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que en el sitio se encuentran sólo 220 especies y da luz verde al proyecto minero.
  • Los involucrados en este reciente estudio biológico dicen que sus resultados cuestionan la eficacia del proceso de evaluación del impacto ambiental de México. En la actualidad, alrededor del 19 por ciento de la masa continental de México está repartida entre más de 33.000 concesiones mineras.

Una mina de oro a cielo abierto está en proceso en la Reserva de la Biosfera de Sierra La Laguna en Baja California Sur desde 2007, pero un nuevo estudio de la biodiversidad puede convencer a los funcionarios para revocar los permisos de la mina.

En poco más de una semana, los científicos descubrieron cerca de 900 especies en la zona protegida – muchas más que las 220 enumeradas por la Declaración de Impacto Ambiental de la mina que permitió que el proyecto avanzara.

Los científicos de La Nueva Generación de Investigadores del Desierto Sonorense esperan que su estudio publicado en junio contribuirá a los esfuerzos para detener Los Cardones concesión de la mina de oro, propiedad de Desarrollos Zapal y Grupo Invecture.

Sierra La Laguna se encuentra en el centro de la península de Baja California, equidistante  de La Paz, la capital del estado y la comunidad costera de Todos Santos.

La amenaza que representa la minería de oro a cielo abierto para el suministro de agua local ha unido a las comunidades costeras y a los ganaderos del interior para oponerse al  proceso burocrático que permitió la mina y a los influyentes intereses comerciales de por medio.

Ben Wilder, ecologista de la Universidad de Arizona y director de La Nueva Generación, dijo en una entrevista para el sitio Mongabay.com que la lucha contra esta mina plantea la pregunta: “¿Qué significa realmente un área natural protegida en México en este momento?”

Sierra La Laguna no es la única área protegida en México amenazada por la minería. Después de una ola de concesiones mineras en los últimos años, 10 por ciento de las áreas protegidas en México tienen concesiones mineras dentro de sus límites.

Los Cardones: ¿Minería sustentable o riesgo medioambiental?

La mina de oro Los Cardones fue propuesta en 2007, y extraería un estimado de 40 toneladas de oro durante un período de diez años. En el proceso, la minería desenterraría 143 millones de toneladas de roca, consumiría 300 millones de kilovatios-hora de electricidad y liberaría 150 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2), según las estimaciones de La Nueva Generación.

El sitio web de Los Cardones explica que la mina será un líder en la “minería sustentable” y en el uso de una planta de procesamiento de agua para disminuir su dependencia de las reservas de agua locales.

Cinco kilómetros cuadrados de la concesión de la mina se encuentran dentro de la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna. La reserva fue creada en 1994 y reconocida por la UNESCO como Reserva de la Biosfera Global en 2003.

Global Forest Watch muestra cómo la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna contiene el único Paisaje de Bosque Intacto (PBI) de Baja California: una gran extensión, relativamente intacta de bosque primario que todavía tiene sus niveles originales de  biodiversidad. La mina de oro de Los Cardones está situada a unos cinco kilómetros del (PBI). Fuente de datos: Greenpeace, Universidad de Maryland, Instituto de Recursos Mundiales y Mundo transparente. "Paisajes Forestales Intactos. 2000/2013 " Consultado a través de Global Forest Watch el 05 de agosto de 2016. www.globalforestwatch.org
Global Forest Watch muestra cómo la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna contiene el único Paisaje de Bosque Intacto (PBI) de Baja California: una gran extensión, relativamente intacta de bosque primario que todavía tiene sus niveles originales de  biodiversidad. La mina de oro de Los Cardones está situada a unos cinco kilómetros del (PBI). Fuente de datos: Greenpeace, Universidad de Maryland, Instituto de Recursos Mundiales y Mundo transparente. “Paisajes Forestales Intactos. 2000/2013 ” Consultado a través de Global Forest Watch el 05 de agosto de 2016. www.globalforestwatch.org

 

Los críticos dicen que la minería de oro en Sierra La Laguna pondría en peligro más que la biodiversidad. Esta reserva es una importante zona de recarga de las aguas subterráneas. El agua fluye desde su arista norte de la cuenca de La Paz antes de acabar en el Golfo de California. Al Oeste, el agua fluye hacia Todos Santos y desemboca en el Pacífico. El consumo de esta agua o contaminantes tendría efectos significativos en ambos lados de la península, dice grupo de la sociedad civil, Medio Ambiente y Sociedad en Baja California Sur.

La geografía y el clima de Baja California Sur plantean nuevos riesgos para la minería a cielo abierto.

Sierra La Laguna está tipificada como un bosque seco. La región fue aislada del resto de la península durante millones de años, lo que resultó en la evolución de muchas especies únicas. Foto de Michael Bogan
Sierra La Laguna está tipificada como un bosque seco. La región fue aislada del resto de la península durante millones de años, lo que resultó en la evolución de muchas especies únicas. Foto de Michael Bogan

Baja California Sur tiene altos niveles de actividad sísmica, y registra un promedio de 100 terremotos cada año, entre 4,5 y 7 en la escala de Richter.

La península de Baja también es propensa a los tsunamis y huracanes que llegan del Pacífico. Las piscinas de lixiviación de la mina, que contienen productos químicos peligrosos, como el cianuro, estarían en riesgo de fugas peligrosas en el caso de un desastre natural.

Desarrollos Zapal dice que la mina generará 300 puestos de trabajo directos y otros 2.500 indirectos. La compañía también se ha comprometido a proyectos de responsabilidad corporativa, tales como la mejora de las carreteras y la entrega de becas a los estudiantes locales. Sin embargo, los dueños de negocios locales han advertido de que la mina también podría conducir a la pérdida de empleos en la industria del turismo.

Los críticos dicen que otros impactos potenciales de la mina incluyen la contaminación del aire, la desertificación, la erosión del suelo y la contaminación y el desbordamiento de residuos.

La fiebre del oro en áreas protegidas de México

El presidente de México, Enrique Peña Nieto aprobó amplias reformas de energía cuando entró en funciones en 2014. El sector de la energía, previamente nacionalizado, está abriendo gradualmente a la inversión extranjera. Mientras que el sector minero ha sido abierto a la inversión extranjera desde 1996, Peña Nieto ha otorgado concesiones de tierras tanto a empresas de minería y energía a un ritmo sin precedentes.

En la actualidad, el 18.8 por ciento de la masa continental de México, 37 millones de hectáreas, se reparten entre las 33,303 concesiones mineras. La industria minera de México es la cuarto más grande en el mundo, con 888 proyectos mineros activos. La inversión canadiense, que está detrás de la mina Los Cardones, es el principal motor de la minería en México.

Más del 18 por ciento de la superficie terrestre de México ha sido concesionada para actividades mineras. Fuente de información: Secretaría de Economía. "Concesiones mineras en México". Consultado a través de Global Forest Watch el 05 de agosto 2016.
Más del 18 por ciento de la superficie terrestre de México ha sido concesionada para actividades mineras. Fuente de información: Secretaría de Economía. “Concesiones mineras en México”. Consultado a través de Global Forest Watch el 05 de agosto 2016.

Las compañías mineras han asegurado concesiones en el 10 por ciento de la superficie de áreas protegidas en México. Hay 2.542 títulos mineros dentro de los límites de las reservas naturales protegidas federales, que abarcan más de 2,7 millones de hectáreas en 75 diferentes áreas nacionales protegidas.

La minería o la extracción de hidrocarburos pueden llevarse a cabo legalmente en los espacios naturales protegidos, si la Secretaría del medio ambiente emite un permiso basado en los resultados de una evaluación de impacto ambiental. Si lo permiten, la explotación debe tener lugar, “sin deteriorar el ecosistema, cambiando el paisaje de una manera significativa, o causar impactos ambientales irreversibles.”

Mientras que las autoridades federales estaban evaluando el impacto ambiental de la mina Los Cardones, los funcionarios estatales se pronunciaron en contra del proyecto en noviembre de 2013, diciendo que era “ambientalmente inviable”.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) completó la Declaración de Impacto Ambiental en julio de 2014, y se determinó que la mina no dañaría de manera integral la reserva de la biosfera y podría seguir adelante.

Los desarrolladores primero tenían que cumplir una serie de condiciones, que incluían asegurar títulos de propiedad, permisos de la Comisión Nacional del Agua y el permiso para cambiar el uso del suelo de forestal a minero.

¿Quién está detrás de Los Cardones?

Los inversores detrás de Los Cardones son un enigma. La mina está legalmente registrada por Desarrollos Zapal, con sus oficinas en La Paz. Zapal a su vez es una filial de Grupo Invecture, una firma de inversión con sede en la Ciudad de México, afiliado a Frontera Mining Corporation con sede en Vancouver.

Grupo Invecture posee la mina de cobre Cobre del Mayo / Piedras Verdes en Sonora, México, y la mina de oro y plata Monterde, en Chihuahua. El número de teléfono del Grupo Invecture está fuera de servicio, y una solicitud de entrevista en la oficina de la Ciudad de México fue denegada. Los representantes Zapal no respondieron a una solicitud de entrevista del sitio Mongabay.com.

Opositores de las minas en Baja California Sur han relacionado a los propietarios de Los Cardones con uno de los hombres de negocios más ricos de México: el magnate de telecomunicaciones y los medios de comunicación Ricardo Salinas Pliego. En el círculo de los inversionistas asociados con la mina Los Cardones, múltiples senderos conducen al conglomerado empresarial de Salinas Pliego, Grupo Salinas.

Según Forbes México, las empresas extranjeras cosecharán los beneficios de la reforma, y que las reformas conducirán a la consolidación del mercado, pero no a un aumento de la competencia. Salinas Pliego parece dispuesto a convertirse en un actor en la minería y la producción de energía. Su compañía de televisión, TV Azteca, ha dominado el mercado mexicano desde hace años, junto con Televisa.

La hija de Salinas Pliego, Ninfa Salinas Sada, es directora de la empresa de energía Grupo Dragón y fue senadora por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Ella estuvo implicada directamente en las negociaciones para modificar las leyes nacionales en materia de industria, el agua y la energía geotérmica, un sector en el que Grupo Dragón ha invertido mucho.

Grupo Dragón provee de energía a numerosas empresas del Grupo Salinas, así como a dos minas propiedad de Grupo Invecture.

A nivel local en Baja California Sur, las participaciones del Grupo Salinas también se relacionan con el proyecto de la mina Los Cardones. Servicios de Seguridad Privada Adamantium es parte del Grupo Salinas y ha proporcionado la seguridad tanto en el sitio de la mina y en un evento a favor de la minería en La Paz en 2015.

El Frente Pro Desarrollo Sustentable, es un nuevo grupo de Baja California Sur que promueve proyectos de desarrollo, incluyendo la mina Los Cardones. Uno de sus líderes es David de la Paz Ascencio, director de TV Azteca para el noreste de México.

“El agua es más valiosa que el oro”: organizaciones locales en Baja California Sur

Baja California Sur tiene una baja densidad de población, desierto, bosques y las playas del Pacífico en buen estado de conservación. Sierra La Laguna contiene el mayor Bosque Intacto en el estado, y los bajacalifornianos rápidamente se organizaron para oponerse a la mina, les preocupa que sería un peligro para los principales motores económicos del estado: el turismo y la producción agrícola.

Ganaderías rodean el sitio propuesto para la mina, en parcelas de propiedad comunales, los ejidos, que se distribuyeron después de la Revolución Mexicana.

Grupos con sede en La Paz y Todos Santos y los alrededores de Sierra La Laguna forman el Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida. Otros grupos miembros incluyen Agua Vale Más que Oro, varias organizaciones ganaderas, Sociedad de Historia Natural Niparajá  y cinco ejidos diferentes cerca de la mina.

En el verano de 2015, los organizadores locales estaban convencidos de que con el gobierno del estado de su lado, el proyecto estaba muerto. La reputación de Baja California Sur como destino turístico estaba a favor de su causa. La postura del gobierno cambió rápidamente el 28 de julio, 2015, cuando, en los últimos días de la administración local, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de La Paz aprobaron repentinamente la solicitud de cambio de uso del suelo para la mina.

Tras esa movida, el Frente Ciudadano intensificó la presión para revertir la decisión, yendo tan lejos como el bloqueo de carreteras locales.

La Nueva Generación “La Biodiversidad ataca por sorpresa”

El aumento de la presión sobre el Gobierno del Estado funcionó, y para el final de Septiembre, las Autoridades Estatales han reiterado su oposición a la mina. Sin embargo, las regulaciones federales tendrán la última palabra. Mientras la Declaración de Impacto Ambiental de la Semarnat falle a favor de la mina, el proyecto podría mantenerse con vida.

Este es el lugar a donde llegaron los Investigadores del Desierto de Sonora. El equipo había cogido el viento del caso en el verano de 2014. Ben Wilder, investigador de la Universidad de Arizona, dice que la Nueva Generación tiene como objetivo, “romper las fronteras entre países y disciplinas.” El equipo interdisciplinario reúne a investigadores de Estados Unidos y México para estudiar los ecosistemas del desierto de Sonora.

Después de investigar los impactos del desarrollo hotelero propuesto en la costa de Baja California Sur, el caso de Los Cardones llamó su atención.

“Fue muy claro que no había mucha información sobre la diversidad de Sierra La Laguna”, dijo Wilder. “Teníamos el modelo de Cabo Pulmo, dijimos, `vamos a ver si podemos aplicarlo  aquí´.”

En coordinación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), Wilder y sus colegas Sula Vanderplank y Exequiel Ezcurra consiguieron permiso para llevar a cabo un estudio de la biodiversidad en la Sierra La Laguna.

Sabían que la situación era tensa. En 2014, el gobierno federal obligó a Desarrollos Zapal para regularizar los títulos de propiedad de las 18 parcelas que componen la concesión de minas antes de iniciar las actividades. Sin resolver los títulos de propiedad, la empresa habría entrado ilegalmente en el sitio. Desarrollos Zapal se ha enfrentado a una demanda de un ganadero que afirmaba que estaban tomando ilegalmente su tierra. La compañía también fue acusada de la remoción de la vegetación de manera ilegal.

Los guardias de seguridad a menudo estaban presentes en el lugar, y el equipo de Nueva Generación fue meticuloso en la preparación de los documentos de autorización necesarios para acceder a la Reserva de la Biosfera.

La expedición se realizó del 4 al 11 de diciembre de 2015. En esos ocho días, el equipo documentó la presencia de 877 especies en total, incluyendo 381 plantas, 29 mamíferos, 77 aves, 366 insectos y 24 reptiles y anfibios. De las especies identificaron 29 que están en las listas de especies en peligro de extinción en México, y 107 son endémicas de la región del Cabo, lo que significa que son únicas en el mundo. Veintinueve científicos de 19 instituciones participaron en el “bioblitz,” incluyendo los botánicos, ornitólogos, herpetólogos y entomólogos. Su informe fue publicado en junio.

El equipo de herpetología de La Nueva Generación en el campo de Sierra La Laguna. Foto de Jorge Valdez.
El equipo de herpetología de La Nueva Generación en el campo de Sierra La Laguna. Foto de Jorge Valdez.

Estos resultados son muy superiores a la Declaración de Impacto Ambiental original que había permitido continuar el proyecto Los Cardones, que encontró sólo 220 especies. La Nueva Generación compiló un desglose de las discrepancias entre los dos estudios.

Wilder dice que hay varias razones por las que su estudio encontró niveles mucho más altos de biodiversidad. “Las evaluaciones que hicieron carece fundamentalmente de rigor científico”, dice. “No hay transparencia en sus métodos y ningún proceso de revisión por pares”.

El Departamento de Desarrollo Urbano y Ecología de Baja California Sur señaló que no habían revisado el informe y no podía hacer comentarios sobre su importancia para el proceso de permisos.

Rana de árbol de Baja California (Pseudacris hypochondriaca) en Sierra La Laguna. Foto de Michael Bogan
Rana de árbol de Baja California (Pseudacris hypochondriaca) en Sierra La Laguna. Foto de Michael Bogan

Los Cardones: uno de muchos

La aprobación final del proyecto de la mina Los Cardones todavía está esperando los permisos de varias instancias gubernamentales, incluyendo la Comisión Nacional del Agua.

Los resultados del estudio de la Nueva Generación indican que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que permitiría avanzar a las concesiones de minería de Sierra La Laguna puede haber carecido del rigor científico necesario para evaluar adecuadamente la verdadera importancia biológica del área. Wilder dice que Los Cardones “encapsula una tendencia general”, en la evaluación ambiental inadecuada.

Semarnat ha sido criticada recientemente para la aprobación de DIAs para proyectos que ponen en riesgo los ecosistemas importantes, tales como el nuevo aeropuerto de Ciudad de México. Permisos para proyectos de desarrollo de alto perfil aprobados por la Semarnat más tarde han sido revocados después de prolongadas protestas ciudadanas. La aprobación del malecón Tajamar en Cancún por parte de la Semarnat fue posteriormente revocada cuando los grupos comunitarios protestaron por la destrucción de 57 hectáreas de manglar para su construcción.

La propuesta de Los Diegos para una mina marina en las costas de Baja California Sur perdió recientemente su oportunidad con la Semarnat, lo que indica un reconocimiento de la importancia biológica de la península. Mientras que las comunidades locales se han pronunciado en contra de Los Cardones durante años, el estudio de Nueva Generación proporciona evidencia detallada de que la aprobación de la mina se daría sobre “arenas movedizas”.

“El papel de la Nueva Generación es proporcionar excelente ciencia objetiva”, dijo Wilder, añadiendo que espera que su estudio dará lugar a una nueva evaluación de la Declaración de Impacto Ambiental original. A medida que los proyectos mineros se continúan desarrollando dentro y cerca de las áreas protegidas a través de todo México, los conservacionistas estarán vigilando Los Cardones para ver si la ciencia rigurosa puede ayudar a los esfuerzos de los ciudadanos para mantener a raya la potencialmente dañina expansión industrial.

 

Publicado con licencia Creative Commons BY-NC-ND. Publicado originalmente el 5 de agosto de 2016  por Martha Pskowski.

 

La simbiosis de los bosques y el maíz en México

Agricultores de distintas variedades de maíz en México reconocen la importancia de los árboles para el mantenimiento de los suelos frente al avance de la deforestación que genera la agricultura industrializada.

FOTO-5
Maíz blanco, negro, rojo, amarillo, morado y “jaspeado”, que es una combinación de colores, son una muestra de la diversidad de este alimento. Foto de Pablo Hernández Mares.
  • En el occidente de México se lleva a cabo lo que se conoce como agroforestería —el cultivo dentro de las superficies boscosas.
  • Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 50 % de los suelos de América Latina y el Caribe tienen alguna forma de deficiencia de nutrientes.
  • Varios agricultores consideran que la principal amenaza contra la conservación del maíz —y de paso, los bosques donde se siembra el maíz de manera sustentable— son las semillas híbridas que venden las agrocompañías

“El bosque es una bomba de agua: la captura y la devuelve para mantener la fertilidad del suelo; sin agua no hay agricultura”, explica Felipe Iñiguez Pérez, quien ha cultivando 3000 árboles durante los últimos quince años en una hectárea en Cuexcomatitlán, en el estado de Jalisco, donde él y su familia producen ocho variedades distintas de maíz criollo.

Además de disfrutar de sus sombras luego de una jornada de trabajo bajo el sol, los árboles le brindan distintos servicios ambientales, entre ellos la remineralización de los suelos. “El árbol tiene raíces que llegan hasta treinta metros de profundidad, donde absorbe los minerales que nos devuelve como composta”, añade Iñiguez Pérez, quien asegura que según las pruebas que ha realizado en invernaderos, la composta de corteza de pino es hasta dos veces más eficiente que las compostas hechas a partir de caña de azúcar o de excretas de ganado.

Con el convencimiento que le ha dado la experiencia en la agricultura ecológica, Iñiguez Pérez aprendió las distintas técnicas en el estado de Chiapas, al sur de México, en comunidades indígenas que han mantenido estos sistemas de producción sustentable durante más de 5000 años.

“Hay una larga historia de relación entre maíces, bosques, manejo de la vegetación y cultura indígena”, afirma Jaime Morales, profesor del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) en Guadalajara.

De hecho, señaló el académico, la Sierra de Manantlán, reconocida como reserva de la biósfera por ser uno de los bosques tropicales ubicados más al norte del hemisferio, “es el lugar de origen del teocintle (zea diploperennis), uno de los ancestros más antiguos del maíz”.

En esta región del occidente de México se lleva a cabo lo que se conoce como agroforestería —el cultivo dentro de las superficies boscosas— “una forma de agricultura muy antigua que por suerte se sigue utilizando en el país”, destacó Morales.

Desde el 2009, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Reserva de la Biósfera Sierra de Manantlán (RBSM) pusieron en marcha el Programa de Conservación de Maíz Criollo (PROMAC) que promueve la recuperación de las variedades de maíz para proteger la diversidad genética de este cultivo y la de los bosques.

Felipe Iñiguez, de 65 años de edad, siembra maíz en áreas boscosas. Foto de Pablo Hernández Mares.
Felipe Iñiguez, de 65 años de edad, siembra maíz en áreas boscosas. Foto de Pablo Hernández Mares.

De acuerdo al técnico de campo de la RBSM, Sergio Robladas, algunos de los logros que han conseguido en la zona, donde trabajan con casi 500 productores, son la apropiación y recuperación del sistema milpa —los cultivos de maíz asociado con el cultivo de otros productos agrícolas de la región como frijol, jamaica, calabaza, pepino, chile, verdolagas y diferentes especies de quelites en 474 hectáreas; además de la construcción de un banco comunitario de semillas nativas.

“A diferencia de la agricultura convencional o industrializada que llega, arrasa y tumba todo el bosque para sembrar, este tipo de agricultura podríamos llamarla como una agricultura de conservación: conserva la naturaleza, mantiene diferentes tipos de vegetación y hace un uso diferenciado del ecosistema”, dijo Morales, quien considera que el bosque no son sólo los árboles sino toda la vegetación que ahí se desarrolla.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 50 % de los suelos de América Latina y el Caribe tienen alguna forma de deficiencia de nutrientes. Según este informe, los cambios del uso del suelo, como la tala de árboles para ampliar los terrenos para la agricultura, es uno de los factores que incrementan la degradación del suelo a largo plazo.

Conocedores de la importancia de los árboles, los productores de maíz en zonas boscosas como la Sierra de Manantlán realizan sus siembras en “coamiles” —una forma de cultivo no invasiva; se cultiva durante las lluvias de temporal y usualmente es una área pequeña, entre la vegetación nativa. Así, el maíz crece rodeado de Robles (Quercus magnolifolia), Encinos (Quercus castanea) y Pinos (Pinus ocarpa y Pinus devoniana), algunas de las especies nativas arbóreas con las que interactúan los cultivos. 

Para otro agricultor tradicional en el estado de Jalisco, la producción del maíz está estrechamente vinculada a los bosques y las montañas donde representa el inicio de un ciclo. Ezequiel Macías lleva 25 años cultivando distintas variedades de maíz nativo de manera sustentable en el municipio de El Salto, a unos kilómetros de Guadalajara. “Sobre la montaña llega la nube, cae el agua, que con el sol son los elementos esenciales para que haya vida en el suelo”, explicó. “El bosque también nos da aire limpio para respirar, es la casa de una diversidad de animales”.

En tanto, Macías considera que la principal amenaza contra la conservación del maíz —y de paso, los bosques donde se siembra el maíz de manera sustentable— son las semillas híbridas que venden las agrocompañías, como la transnacional Monsanto.

“La diferencia es que la semilla criolla es autónoma, la puedes tener, pasar de mano en mano y sus costos son muy bajos,” explica Macías, “en comparación con la semilla híbrida que cuesta mucho y que no está preparada aguantar las condiciones de la región como pueden ser las sequías”.

Las tortillas de maíz blanco o azul que produce Ezequiel Macías se venden en mercados agroecológicos en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Foto de Pablo Hernández Mares.
Las tortillas de maíz blanco o azul que produce Ezequiel Macías se venden en mercados agroecológicos en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Foto de Pablo Hernández Mares.

“En Estados Unidos sólo se promueven dos variedades de maíces híbridos y transgénicos que están matando toda la diversidad que tenemos”, lamentó Felipe Iñiguez. A través de la  polinización, las semillas transgénicas podrían contaminar el maíz criollo.

Actualmente, la manipulación genética para producir variedades resistentes a enfermedades o de mayor rendimiento ha sido considerada una amenaza al maíz y sus parientes silvestres y se ha instrumentado un dispositivo legal para evitar la ‘contaminación’ del material genético nativo con los organismos genéticamente modificados (OGMs) o ‘transgénicos’. Así lo explica la Fracción XI del Artículo 2º de la Ley mexicana de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (SEMARNAT-SAGARPA-SSA, 2008).

Líneas perfectas, surcos hechos con tractores, mazorcas de altura y color homogéneo sin flores ni árboles a su alrededor es lo que se ve cada vez más en el campo mexicano. Son las tierras cultivadas con las semillas que venden las compañías agroindustriales.

Ante esto, Iñiguez Pérez, Macías y Morales comparten las semillas de las variedades de maíces criollos que siembran y cosechan cada año junto a otros agricultores. De la misma forma, los agricultores intercambian sus experiencias en el manejo sustentable de la agricultura tradicional en México.

Los productores reconocen que la transición del uso de fertilizantes, insecticidas y herbicidas hacia la agroecología representa dificultades, pero aseguran que los beneficios que obtendrán en los siguientes años, tanto económicos como ambientales, son considerables. Además del maíz, ahora pueden sembrar calabazas y frijoles, y no sólo un monocultivo.

Ancho, tabloncillo, tuxpeño, Celaya, ratón, reventador, elotero de Sinaloa, complejo serrano de Jalisco, y el teocintle son los nombres de distintas variedades de maíz que los productores de la Sierra de Manantlán conocen y plantan cada año en sus parcelas para evitar su desaparición con el resguardo y la protección del bosque.

Publicado originalmente el 20 de enero de 2016

Promueven los beneficios de tener un huerto urbano

image

“Los huertos urbanos son una nueva estrategia que se está implementando con bastante éxito, que genera bastantes beneficios, no sólo en cuestiones alimenticias sino como una actividad de recreación muy interesante que puede convertirse para muchas personas en una salida al desestrés y la vida rutinaria que estamos llevando” explicó el ingeniero Alejandro Velazco Ramírez, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara.

El ingeniero Velazco Ramírez responde algunas preguntas sobre este tema:

¿Qué son los huertos urbanos?
Como su nombre lo dice son lo que se encuentran en las ciudades, y éstos surgen a partir de las nuevas tendencias o de las nuevas características que estamos tomando la mayoría de los seres humanos con el objetivo de mejorar nuestra calidad de vida, ya que todas las producciones hortícolas están bajo el estricto uso de agroquímicos, los huertos urbanos están manejados de una manera orgánica por consecuencia están libres de pesticidas, insecticidas y plaguicidas.

Es por eso que es muy factible de realizarlos, porque la tecnología de los huertos urbanos nos va a permitir adaptar el huerto a las necesidades que tenemos, tengamos jardín o un espacio de suelo o no lo tengamos, podemos realizar el huerto de diferentes maneras, ya que pueden utilizarse técnicas como hidroponía, aeroponia, o fertirrigación para poder tener un huerto urbano.

¿Qué tipos de requerimientos necesitaría una casa estándar en Guadalajara para implantar un huerto?
Tener un espacio en donde podamos instalar el huerto, de no tenerlo se podría optar por la azotea; en realidad lo único que debemos tener en cuenta son las características básicas y generales que necesitan las plantas como la iluminación, el aire y la humedad que hay en el ambiente y el sustrato o suelo en donde nosotros estamos poniendo el huerto, cumpliendo esos requisitos básicos nosotros podemos comenzar a pensar en montar un huerto urbano.

¿Qué tipo de vegetales se pueden producir en este tipo de huertos?
Cuando no tenemos los conocimientos necesarios, cuando sólo lo queremos hacer como una actividad recreativa se pueden comenzar con cultivos bastante sencillos como la lechuga, el betabel, las acelgas, y conforme se va teniendo éxito en la cosecha de estos productos se puede aumentar la rotación de los cultivos como jitomates, chícharos, pepinos, jícamas o cualquier hortaliza que queramos producir o consumir en algún momento determinado.

¿Que tipos de sustratos hay?
Cuando se habla de los sustratos que se utilizan es cuando no se tiene un espacio de suelo para hacer el huerto, ahí se opta por hacer los huertos en contenedores que pueden ser baldes, arpillas, o cajas; lo que se hace es una mezcla de elementos que pueden ser jal, tezontle, estopa de coco o algo más especializado como pueden ser las turbas que son los sedimentos que se generan en ríos y lagos; algo muy común que se puede encontrar y un elemento bastante útil es la tierra que venden en los vivieros; para las personas interesadas en tener su huerto pero que no cuentan con los materiales mencionados anteriormente podría empezar a trabajar con una mezcla a partes iguales de jal con tierra de jardín.

¿Qué beneficios se obtienen al tener un huerto libre de agroquimicos?
Como sabemos estos productos químicos son derivados del petróleo y todas las moléculas que son los ingredientes activos de estos productos actúan de manera directa principalmente en el tejido adiposo de nuestros organismos, por consecuencia se van acumulando y llega un punto que es tanta la cantidad de moléculas en nuestro cuerpo que se generan problemas como enfermedades crónico degenerativas; al evitar consumir productos que han sido tratados con estos agroquimicos estamos evitando la acumulación innecesaria de estas moléculas, es por eso que se opta por los huertos urbanos que con su producción orgánica evitan el deterioro de la salud.

En el aspecto económico ¿qué comparación tendría el costo de los vegetales de un huerto urbano respecto a los que se encuentran en supermercados?

En un principio, cuando se parte de cero, se tiene que invertir en la instalación del huerto, ahí no es redituable puesto que la cosecha es sólo para autoconsumo, pero de seguir con éxito con el huerto llega un punto en el que eres autosuficiente en la producción de hortalizas, que dejas de comprar esos productos en un mercado al punto que tu mismo comienzas a cosechar tus semillas que vas a utilizar para las siguientes siembras o los mismos materiales vegetales con los que se parte para la siguiente producción como el caso de la papa u otros cultivos que se producen por tubérculos o el ajo que es por bulbos, esas mismas plantas las guardamos para siguientes producciones, por consecuencia llega un punto en que es completamente redituable tener un huerto urbano.

Las personas interesadas en esta actividad pueden escribir al correo electrónico curso.ornamentales@gmail.com

Desarrollan métodos para detectar partículas de cobre en el tequila.

“El Doctor Rogelio Prado Ramírez me propuso investigar la incorporación de cobre en el tequila porque era un problema para la industria”, comparte cómo surgió esta investigación científica el Dr. Norberto Casillas, investigador de la Universidad de Guadalajara especialista en el tema.

El cobre y otros metales pueden tomarse por el agave con el que se produce el tequila cuando está plantado en ciertos tipos de suelos.

“En primer lugar identificamos en qué parte del proceso podría ser factible que el cobre se incorporara, y fue evidente que el sitio fue justamente en los procesos de destilación donde la bebida está en contacto con los alambiques de cobre” explica el Dr. Casillas, quien asegura que el siguiente paso fue desarrollar métodos electroquímicos para “detectar de una manera más sencilla las concentraciones muy bajas de cobre”.

Los investigadores hicieron un muestreo de 53 bebidas que se venden el mercado local. La Norma Oficial Mexicana 142, establece que no debe haber más de 2 partes por millón de partículas de cobre por litro de Tequila, por lo que los métodos electroquímico representan una opción considerable para analizar el tequila y encontrar materiales como el cobre.

Por otra parte, el doctor Rogelio Prado Ramírez, del Centro de investigación y asistencia en tecnología y diseño del estado de Jalisco CIATEJ, experto en la destilación del tequila, advierte que en el caso del tequila el cobre funciona como un catalizador, “hemos hechos algunos estudios que nos permiten concluir que el cobre ayuda a que se inhiban o que desaparezcan algunos olores desagradables de las bebidas de agave”

El investigador explica que en la fermentación de las bebidas de agave, se produce un compuesto azufrado, “si no tuviera cobre el alambique el tequila olería a ese carácter azufrado, de hecho si se destila en equipos de acero inoxidable este “tufo” desagradable se percibe”.

En este sentido el cobre, con el que están hechos los alambiques, tiene la función de inhibir la presencia de mercaptanos. “El cobre hace que esos mercaptanos se transformen en otros compuestos de azufre pero que no tienen una actividad odorífica importante, al contrario, potencia los aromas agradables de la bebida”, aclara el doctor Rogelio Prado Ramírez.

Sin embargo, agrega que si bien es importante la presencia de cobre, “es importante cuidar que no nos pasemos de cobre en la cantidad final de nuestro producto”

Según los investigadores el consumo moderado de vino provee cantidades importantes de materiales esenciales como calcio, cobre, hierro, magnesio, níquel y zinc, sustancias que son un requerimiento necesario para el buen funcionamiento del organismo en los seres humanos. El consumo diario recomendado de cobre es de 2 mg. Una ingesta de 10 mg de cobre puede tener un efecto tóxico.

Otros métodos analíticos comunes para la eliminación del cobre del tequila, incluyen la absorción atómica, la redisolución anódica y la cromatografía. También la polarografía que es una forma de voltimetería donde se trabaja con una gota de mercurio.

Algunas de las ventajas de los métodos electroquímicos son su rapidez, sensibilidad, que tienden a tener pocos o simples requerimientos y su relativo bajo costo.

La doctora Alejandra Carreón Álvarez, profesora de la Universidad de Guadalajara, especialista en calidad y producción de bebidas alcohólica mexicanas, investigó la corrosión del cobre en distintas temperaturas del tequila.

La investigadora, adscrita al Centro Universitario de los Valles de la universidad de Guadalajara está enfocando su trabajo en el estudio de otra bebida típica del estado de Jalisco, la raicilla.

Actualmente el doctor Norberto Casillas, del departamento de Química en la Universidad de Guadalajara en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) continúa investigando las propiedades físicas del tequila como la velocidad que consiste en calcular la velocidad del sonido, la viscosidad que calcula la cantidad de energía para mover el producto, la tensión superficial por ejemplo para las conocidas como lágrimas o colgado del tequila en el vaso el caballito, la conductividad que es relativamente baja en el tequila, el pH y el contenido de sólidos.

Marte tuvo glaciares de agua muy fría y salada. Entrevista con el Astrónomo Alberto G. Fairén.

Marte-tuvo-glaciares-en-el-pasado-parecidos-a-los-actuales-de-la-Tierra_image_380La nave Curiosity de la NASA explora el planeta rojo dentro del llamado cráter Gale, donde hace 3.500 millones de años se extendió un enorme glaciar. Las huellas de este paisaje glaciar quedaron plasmadas en el terreno, así lo evidencia la investigación de un equipo de astrónomos encabezado por el Dr. Alberto Fairén, científico de la Universidad Cornell en EE UU, publicada en la revista Planetary and Space Science.

Cientificodigital.mx: En su investigación previa usted ha realizado estudios sobre el clima en el planeta Marte ¿Cómo se puede estudiar la meteorología de un planeta a miles de kilómetros de distancia y en el pasado?

Alberto G. Fairén: Actuamos como detectives, o como médicos forenses, estudiando las huellas morfológicas y geoquímicas que han dejado sobre la superficie y la subsuperficie de Marte los distintos climas del pasado.

Cientificodigital.mx:¿Qué elementos les sugirieron pensar que en Marte existieron glaciares?

Alberto G. Fairén: Desde hace algún tiempo pensamos que el clima de Marte en el pasado fue muy frío. Es cierto que el planeta esta cubierto de huellas morfológicas y mineralógicas que atestiguan la presencia de agua líquida en grandes cantidades al principio de su historia, pero también es cierto que los modelos climáticos nos dicen que las temperaturas globales nunca fueron cálidas. Nosotros hemos propuesto una hipótesis para explicar esta aparente contradicción, según la cual el clima habría sido muy frío pero en ciertos lugares y momentos el agua podría haber permanecido en estado líquido. Esto se conseguiría gracias al efecto combinado de temperaturas globales cercanas a los 0 centígrados y a la presencia de sales en el agua, formando soluciones acuosas que permanecerían liquidas a temperaturas más bajas. El escenario resultante dibuja un Marte primitivo que incluía ríos, lagos y mares de agua muy salada y muy fría, y la presencia de glaciares por todo el planeta. El ciclo hídrico se cerraría con precipitaciones en forma de nevadas, casi nunca lluvia.

Cientificodigital.mx: ¿Qué marcas en el terreno dejan los glaciares a su paso?

Alberto G. Fairén: Son diversas, desde terrenos estriados hasta acumulaciones de rocas, pasando por rocas estriadas, depósitos en forma de abanico, cuencas cóncavas o restos de morrenas. Analizando imágenes orbitales, hemos conseguido identificar una enorme variedad de huellas de glaciares a gran escala en el cráter Gale, y confiamos en que el rover Curiosity pueda identificar otras a menor escala.

Cientificodigital.mx:¿En qué sentido le han ayudado los datos que envían las naves que orbitan Marte y aquellas que están sobre el terreno? ¿Podrían haber llegado a las conclusiones que ustedes llegan sin estas instrumentos?

Alberto G. Fairén: Los orbitadores y los rovers son nuestros ojos en Marte. Sin ellos, ninguna investigación sobre Marte seria posible, ni la nuestra ni ninguna otra. Sin la ayuda del programa espacial, no tendríamos absolutamente ni idea de como es Marte o como fue en el pasado.

Cientificodigital.mx: ¿Podría ser su investigación un precedente en la exploración de condiciones climáticas en planetas aún más lejanos ?

Alberto G. Fairén: Es posible, pero es pronto aún para saberlo.

Referencia del artículo de investigación:

Alberto G. Fairén, Chris R. Stokes, Neil S. Davies, Dirk Schulze-Makuch, J. Alexis P. Rodríguez, Alfonso F. Davila, Esther R. Uceda, James M. Dohm, Victor R. Baker, Stephen M. Clifford, Christopher P. McKay, Steven W. Squyres. “A cold hydrological system in Gale crater, Mars”. Planetary and Space Science 93-94: 101–118, 2014.

“La ciencia es una actividad humana que tienen la finalidad de entender la realidad”: Dr. Pablo Schulz.

“Siempre me gustó la Química, pero mi afición primaria era la Arqueología, por eso estoy tan feliz en México” confiesa el científico Pablo Schulz. oriundo de la localidad de Bahía Blanca, Argentina.

“Quizá mis mejores amigos en el mundo son profesores en Guadalajara” cuenta este Químico con alma de Arqueólogo, que su primera visita a esta ciudad fue en Noviembre de1988, cuando estuvo como profesor invitado durante un año y medio en Universidad de Guadalajara.

Y su más reciente participación en este institución fue en la Cátedra Neal R. Amundson, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías CUCEI de esta institución, donde ofreció la conferencia “Cuarenta y cinco años de investigación en ciencia de superficies y coloides”,

El Dr. Pablo Schulz, Licenciado en Química, Licenciado en Bioquímica y Doctor en Química, ha dedicado gran parte de su investigación a los tensoactivos “un caso particular de moléculas de tipo orgánico” en sus propias palabras. “Hay moléculas que tienen una parte afín al agua y otra parte que no” como el jabón que tiene un componente donde se disuelve la grasa.

“Si uno se fija en la etiqueta de un envase de detergentes va encontrar que dice: sustancias tensoactivas iónicas, no iónicas, sintéticos, aditivos, abrillantadores, perfumes, colorantes”, continúa explicando este científico argentino.

El Dr. Schulz, investigador de la Universidad Nacional del Sur en Argentina, reconoce que el uso de estas moléculas es muy variado y va desde la minería, los agroquímicos, la medicina, los alimentos, la cosmética “la industria de las sustancias tensoactivas es una de las más grandes del mundo”

“Nosotros mismos somos un conjuntos de moléculas de este tipo, porque las membranas celulares son justamente formadas estas sustancias” explica el Dr. Schulz mientras dibuja sobre una hoja de papel la estructura de una membrana celular.

El mundo microscópico, donde reinan las estructuras a escalas nanométricas, ha sido su lugar de trabajo por más de 40 años, “antes era ciencia ficción pero ahora ya se está hablando de nano-máquinas” reconoce.

Además el Dr. Schulz ha realizado una intensa actividad académica dirigiendo tesis doctorales, “desde hace unos diez años me estoy dedicando a la Metodología de la Ciencia”, lo que asegura le ha otorgado una visión más clara de su trabajo.

“El objeto de estudio de la Ciencia es el universo, lo que existe y es tangible, eso deja fuera un montón de cosas que pueden ser valiosas o no, depende de la gente, pero que no son Ciencia” afirma con toda seguridad este investigador nivel 1 del Sistema Argentino.

“Las afirmaciones científicas son independientes de la formación cultural, de la raza, de la religión, del background de la persona”, concluyó.

Pablo Schulz
Pschulz@criba.edu.ar

Elaboran científicos Iniciativa de Gestión del Mar Profundo

“Vemos que cada día el uso de los recursos marinos se va llevando a cabo a más profundidad” advierte la Dra. Elva Escobar Briones, directora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México y coautora de esta iniciativa.

Esta Iniciativa surgió de la preocupación de un grupo de investigadores por dar a conocer a la sociedad en general que “no nada más hagamos uso de los recursos del Mar profundo (los fondos marinos por debajo de 200 metros de profundidad) sino que también conozcamos que estos tipos de sistemas albergan una gran diversidad y otorgan diversos servicios ambientales”

La Dra. Elva Escobar, quien por cinco años trabajó buceando en cuevas sumergidas, alerta que se ha empezado a utilizar al mar profundo para fines de pesca, usos energéticos y hasta desechos (incluso algunos radioactivos depositados en las profundidades oceánicas después de la segunda guerra mundial).

Hace 5 años los investigadores dedicados al mar profundo buscaron el financiamiento para realizar un taller con el objetivo de generar esta iniciativa de gestión y elaborar un artículo científico que fue publicada el 16 de mayo de 2014 en la revista Science.

 

En este proyecto participaron “no sólo investigadores de ciencias “duras” sino también investigadores de ciencias sociales, usuarios y actores de diferentes sectores que nos permitieran conocer sus puntos de vista y cuales podrían ser los vacíos de conocimiento que pudieran ligar la ciencia básica con la toma de decisiones” resalta la Dra. Escobar cuya línea de investigación es la oceanografía biológica donde estudia la estructura y el funcionamiento de ecosistemas asociados a los fondos marinos.

Los océanos cubren el 71% del planeta y son ambientes muy complejos que cambian cada día, lo que los hace muy difíciles de estudiar, por ejemplo, “la restauración o la mitigación de un impacto en el mar profundo tiene una escala muy distinta a las escalas que tenemos en la playa, en ambientes someros como lagunas costeras y bahías”, por lo que es importante generar este conocimiento indica la académica del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 3.

La Iniciativa de Gestión del Mar Profundo (Deep Ocean Stewardship Initiative, DOSI en inglés) también tiene el fin de educar a todos lo niveles, desde grupos de primaria y secundaria, comparte esta científica experta de México ante las Naciones Unidas en investigación científica marina.

 

A pesar de que existen numerosas leyes para regular la actividad marina desde el punto de vista de la Dra. Escobar, promotora de esta iniciativa, “hay una falta de información, porque simplemente está en otro idioma o está en una página difícil de acceder, uno de los objetivos que tenemos es que se conozca que todas estas leyes pero hay que empezar a unificarlas en un marco común a nivel global”

La Dra. Escobar, quien también es integrante del comité técnico y legal de la autoridad internacional de los fondos marinos de Naciones Unidas ha expuesto que luego de realizar un censo de especies marinas se contaron 250 mil especies marinas conocidas (sin incluir a microorganismos ni a los virus marinos) sin embargo, del censo de la vida marina de 2010 se ha propuesto que hay al menos 1 millón de especies marinas aunque lo más certero es que sean hasta 2 millones de especies marinas.

El Instituto de Ciencias del Mar y Limnología tiene la misión de realizar investigación original, formación de recursos humanos y difusión en las ciencias del mar y la limnología, la cual está encaminada a contribuir al conocimiento básico y con ello apoyar a la sociedad en los esfuerzos de conservación, restauración de los ecosistemas acuáticos y el manejo integral de sus recursos.

La Geografía de la prevención.

“El Atlas de riesgo es un instrumento fundamental para la planeación del territorio; es un instrumento que se elabora antes del plan de ordenamiento, ya sea ecológico o territorial” explica el maestro Carlos Suárez Plascencia, jefe del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara, quien asegura que los Atlas de Riesgos sirven como base para saber cómo va a crecer un sitio determinado en los próximos años, hacia dónde, cómo y por qué.

“La elaboración de un Atlas de Riesgos involucra muchas disciplinas, o insumos de otras disciplinas, como la geología, la geomorfología, indicadores de pobreza, indicadores de hacinamiento, hidrología, climatología; el objetivo de éstos es mostrar las áreas que son susceptibles a ser afectadas por un fenómeno perturbador”, advierte el especialista mientras muestra en la pantalla de su computadora las imágenes de las distintas capas que tienen estos mapas.

 

Como marca la ley, los fenómenos perturbadores que deben estar previstos en un Atlas de Riesgos son cinco: los geológicos, los hidrometeorológicos, los químico-tecnológicos, los sanitarios y los socio-organizativos.

Poder predecir un terremoto es uno de los sueños de los científicos. Como esto aún no es una posible, los investigadores como el maestro Carlos Suárez del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial, desarrollan Atlas de Riesgos que otorgan un panorama de qué zonas son susceptibles a ser afectadas en caso de presentarse un sismo y en base a estos tomar las medidas preventivas necesarias.

“El Atas de Riesgos muestra una ventana del tiempo, que es como una fotografía de una persona, un Atlas de Riesgos de 2011 es una ventana de cómo estaba el territorio en el 2011 y a qué era susceptible, a partir de ahí se entrega a las autoridades correspondientes y son éstas las encargadas de hacer válidas las medidas de mitigación o disminución del riesgo que ofrezca el grupo de investigadores que fueron responsables de la elaboración del Atlas”

Como explica el Jefe del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial del CUCSH, son las autoridades las que tienen que plasmar los datos obtenidos en un Atlas de Riesgo “dentro de una ley o un reglamento, puede ser el reglamento de construcción, puede ser un plan de desarrollo urbano, un plan parcial de desarrollo urbano, un plan de ordenamiento territorial, un programa de ordenamiento ecológico, etc”.

Los beneficiarios finales de la elaboración de un Atlas de Riesgos son los pobladores de una determinada zona. “Se han hecho varios Atlas de Guadalajara, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga, Zacoalco, Puerto Vallarta, Ciudad Guzmán, y algunos otros” refiere el Maestro Carlos Suárez, quien reconoce que el departamento ha tenido una buena aceptación por parte de los contratantes, que en este caso son los gobiernos de estos municipios, para poder elaborar este tipo de estudios.

Todo depende del cristal con que se mire. La resolución visual de cada uno de estos mapas depende de la proporción que existe entre el plano gráfico y la realidad.

Los Atlas de Riesgos elaborados en el Departamento de Geografía y Ordenación Territorial se han hecho a varias escalas, “por ejemplo el Atlas del Estado de Jalisco está a escala 1:250000, esto indica que un centímetro en el mapa equivale a 2.5 kilómetros; los Atlas municipales normalmente se hacen a una escala de 1:50000, donde la proporción es que un centímetro equivale a 500 metros, entonces hablamos que un centímetro en el mapa equivaldría a cinco cuadras” expone el maestro Suárez Plascencia.

Si se quiere mirar más de cerca, la escala debe cambiar. “Cuando se notan algunos peligros importantes, por ejemplo en Guadalajara las zonas de hundimientos o las zonas de inundación se bajan las escalas, se trabaja con escalas más detalladas como una escala de 1:5000, donde un centímetro equivale a 50 metros, un centímetro puede darme media manzana, entonces ya puedes ver un poco más”

Analizan la composición musical a través de la física.

¿En qué se parecen Mozart, Beethoven o Tchaikovsky? ¿Hay algo que relacione a esos compositores de siglos pasados a los actuales? ¿Se puede comparar una obra para violonchelo de J.S. Bach con una de Julián Carillo?

La Doctora Silvia Piña Romero, investigadora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara está empeñada en darle respuesta a estas preguntas usando las matemáticas.

Mientras estudiaba las fases de las ondas en electroencefalogramas tuvo la curiosidad de realizar este mismo análisis con datos provenientes de ondas sonoras, en este caso musicales.

Al darse cuenta que muchos estudios referentes al análisis musical están basados en la frecuencia o la amplitud de la onda surgió la idea de hacer un análisis diferente, en esta ocasión a través de la fase de las ondas.

“La fase es una cantidad que está ligada a la descripción de una onda. La amplitud está relacionada con el movimiento, la frecuencia con qué tan rápido y la fase es cómo se recorren los ciclos. Cualquier oscilación por chiquita o grandota que sea tiene ciclos, entonces cómo recorremos estos ciclos, eso es la fase”, explica la Doctora Piña.

Por medio de la “Transformada de Hilbert” se convierte una señal analógica en una señal compleja de donde se obtienen los ángulos de las ondas, y es así como se puede hacer este estudio.

La Doctora Piña Romero espera tener algunas conclusiones de su estudio con rumbo al congreso Internacional de Música y Matemáticas que se realizará en noviembre de 2014 en Puerto Vallarta, Jalisco, México.

¿Se necesita un número o un índice matemático que identifique a cada autor? ¿Puede esta característica matemática decirnos más que la obra misma del autor? Quizá no, pero sin duda eso es lo fascinante de la búsqueda científica.

Para saber +

Uno de los primeros acercamientos de esta investigación músico-matemática fue la sincronización. El fenómeno de la sincronización está presente en distintos eventos naturales y artificiales como el parpadeo de las luciérnagas, en los aplausos de una audiencia o los péndulos de relojes colocados en una misma pared- teorizado por primera vez en 1665 el físico y astrónomo Christiaan Huygen.

Expone investigadora de la UNAM la lógica de los diagnósticos médicos.

image-1La Dra. Aliseda Atocha, especializada en la filosofía de la ciencia, expuso en la conferencia inaugural para el departamento de Filosofía de la Universidad de Guadalajara una serie de argumentos sobre la relación que existe entre la Hipótesis y la Evidencia. “La hipótesis es una pieza de información que no es ni verdadera no falsa”, reflexionó.

La Investigadora Nivel II del Sistema Nacional de Investigadores, reconoció que ella había llegado a la filosofía después de las matemática.

A través de varios ejemplos basados en expedientes médicos la Dra. Atocha formuló la interrogante ¿Cómo razonan los médicos cuando construyen un diagnóstico? “Hoy más que nunca sobre todo la parte del tratamiento, no así el diagnóstico, está basado en la mejor evidencia disponible”.

La Dra. Aliseda Atocha, quien trabaja actualmente en la aplicación de modelos formales en el diagnóstico médico, planteó las premisa de que los diagnósticos son inciertos y de que se construyen con información incompleta y dinámica.

Durante su exposición la Dra. Atocha, se refirió al pensamiento desarrollado por los positivistas lógicos, por los filósofos Bertrand Russell, Willard Quine, Timothy Williamson, Susan Haack y especialmente Charles S. Pierce.

La Dra. Aliseda Atocha ha publicado y compilado libros y artículos sobre lógica y filosofía de la ciencia y los temas de investigación que desarrolla son el razonamiento abductivo y las lógicas del descubrimiento científico.

Al final de la conferencia, la Dra. Atocha compartió que personalmente su interés está enfocado en los médicos y filósofos en formación y que en el caso de la filosofía de la ciencia, en muchas ocasiones se ha inspirado en ejemplos de la medicina para desarrollar sus postulados.

Dijo que actualmente se están promoviendo “cursos de razonamiento para médicos en formación impartidos por filósofos o por psicólogos”.

La Dra. Aliseda Atocha es Licenciada en matemáticas por la Facultad de Ciencias de la UNAM y doctora en “Filosofía y Sistemas Simbólicos” por el Departamento de Filosofía de la Universidad de Stanford, California, EE.UU.

Pablo Mares
febrero 2014