Archivo de la categoría: Ciencia

“Estamos viviendo una revolución en la genómica”: Soberón Mainero.

“Esta revolución se parece en términos de su magnitud a la exploración del espacio” aseguró el director del Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) Xavier Soberón Mainero.

Xavier Soberón Mainero

El Investigador titular del Instituto de Biotecnología de la UNAM expresó en una conferencia que por lo menos desde hace 50 años se conocía que el material hereditario es una sustancia química “pero no habíamos tenido la capacidad de descifrar el mensaje que trae esa sustancia de manera comprensiva”.

Para este científico, que ha enfocado su estudio en el análisis químico del ADN, el proyecto del genoma humano hizo arrancar el siglo XXI y explicó que la inversión económica que se requirió para conocer el primer genoma humano, de entre 4 mil millones de dólares, resultó en una tecnología que se abarató 1 millón de veces “nunca habíamos visto en un aspecto tecnológico de la sociedad contemporánea un efecto tan dramático como este”.

Para visualizar esta cantidad el Dr. Soberón utilizó la comparación con el precio de un Corvette “cuando se terminó el proyecto del genoma humano en ese momento un Corvette constaba 35 mil dólares, si se hubiera abaratado este carro lo que se abarató la secuencia hoy constaría 10 centavos de dólar”.

“Esto nos está permitiendo hacer cosas antes nunca soñada”, comentó el Dr. Xavier Soberón Mainero, quien fue un importante protagonista en la consolidación de la ingeniería genética en la UNAM “primero la meta fue obtener un genoma, en la actualidad estamos hablando de cientos de miles de genomas”.

Lo anterior representa que las letras genéticas (los 23 cromosoma dentro de cada una de las células del cuerpo contienen 6 mil millones de letras) que distinguen a unas poblaciones de otras y las que diferencian a un ser humano de otro están siendo catalogadas y son analizables.

“Entre un ser humano y otro, mientras no sean parientes cercanos, hay 5 millones de diferencias, que parecen muchas pero pueden ser pocas porque son apenas una milésima parte en términos del número de estas letras genéticas”, expuso el Dr. Soberón quien fue  Director del sistema nacional de investigadores en  2008 y 2009.

Por si fuera poco el Dr. Xavier Soberón aseguró que los seres humanos estamos poblados por microorganismo “se calcula que un ser humano promedio puede cargar más de un kilo de bacterias y con las nuevas tecnologías podemos analizar todos los genes de todas las bacterias que habitan en nuestro intestino, en la boca o en nuestra piel”.

Quien también fuera presidente de la Academia de Ciencias de Morelos  señaló  que con esta revolución científica se está aprendiendo más Biología y más medicina lo que abre la posibilidad de hacer una medicina preventiva, predictiva, personalizada y participativa.

El Dr. Soberón enfatizó que la revolución genómica está generado una economía de la salud y la biotecnología “el crecimiento del negocio biotecnológico es la aplicación  del conocimiento genómico”.

El científico concluyó apuntando que esta situación también va a generar un serie de preguntas que requieren respuestas desde los puntos de vista ético y jurídico; cuestiones de privacidad, confidencialidad, psicología o el acceso a estas mismas tecnologías.

Promueven los beneficios de tener un huerto urbano

image

“Los huertos urbanos son una nueva estrategia que se está implementando con bastante éxito, que genera bastantes beneficios, no sólo en cuestiones alimenticias sino como una actividad de recreación muy interesante que puede convertirse para muchas personas en una salida al desestrés y la vida rutinaria que estamos llevando” explicó el ingeniero Alejandro Velazco Ramírez, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara.

El ingeniero Velazco Ramírez responde algunas preguntas sobre este tema:

¿Qué son los huertos urbanos?
Como su nombre lo dice son lo que se encuentran en las ciudades, y éstos surgen a partir de las nuevas tendencias o de las nuevas características que estamos tomando la mayoría de los seres humanos con el objetivo de mejorar nuestra calidad de vida, ya que todas las producciones hortícolas están bajo el estricto uso de agroquímicos, los huertos urbanos están manejados de una manera orgánica por consecuencia están libres de pesticidas, insecticidas y plaguicidas.

Es por eso que es muy factible de realizarlos, porque la tecnología de los huertos urbanos nos va a permitir adaptar el huerto a las necesidades que tenemos, tengamos jardín o un espacio de suelo o no lo tengamos, podemos realizar el huerto de diferentes maneras, ya que pueden utilizarse técnicas como hidroponía, aeroponia, o fertirrigación para poder tener un huerto urbano.

¿Qué tipos de requerimientos necesitaría una casa estándar en Guadalajara para implantar un huerto?
Tener un espacio en donde podamos instalar el huerto, de no tenerlo se podría optar por la azotea; en realidad lo único que debemos tener en cuenta son las características básicas y generales que necesitan las plantas como la iluminación, el aire y la humedad que hay en el ambiente y el sustrato o suelo en donde nosotros estamos poniendo el huerto, cumpliendo esos requisitos básicos nosotros podemos comenzar a pensar en montar un huerto urbano.

¿Qué tipo de vegetales se pueden producir en este tipo de huertos?
Cuando no tenemos los conocimientos necesarios, cuando sólo lo queremos hacer como una actividad recreativa se pueden comenzar con cultivos bastante sencillos como la lechuga, el betabel, las acelgas, y conforme se va teniendo éxito en la cosecha de estos productos se puede aumentar la rotación de los cultivos como jitomates, chícharos, pepinos, jícamas o cualquier hortaliza que queramos producir o consumir en algún momento determinado.

¿Que tipos de sustratos hay?
Cuando se habla de los sustratos que se utilizan es cuando no se tiene un espacio de suelo para hacer el huerto, ahí se opta por hacer los huertos en contenedores que pueden ser baldes, arpillas, o cajas; lo que se hace es una mezcla de elementos que pueden ser jal, tezontle, estopa de coco o algo más especializado como pueden ser las turbas que son los sedimentos que se generan en ríos y lagos; algo muy común que se puede encontrar y un elemento bastante útil es la tierra que venden en los vivieros; para las personas interesadas en tener su huerto pero que no cuentan con los materiales mencionados anteriormente podría empezar a trabajar con una mezcla a partes iguales de jal con tierra de jardín.

¿Qué beneficios se obtienen al tener un huerto libre de agroquimicos?
Como sabemos estos productos químicos son derivados del petróleo y todas las moléculas que son los ingredientes activos de estos productos actúan de manera directa principalmente en el tejido adiposo de nuestros organismos, por consecuencia se van acumulando y llega un punto que es tanta la cantidad de moléculas en nuestro cuerpo que se generan problemas como enfermedades crónico degenerativas; al evitar consumir productos que han sido tratados con estos agroquimicos estamos evitando la acumulación innecesaria de estas moléculas, es por eso que se opta por los huertos urbanos que con su producción orgánica evitan el deterioro de la salud.

En el aspecto económico ¿qué comparación tendría el costo de los vegetales de un huerto urbano respecto a los que se encuentran en supermercados?

En un principio, cuando se parte de cero, se tiene que invertir en la instalación del huerto, ahí no es redituable puesto que la cosecha es sólo para autoconsumo, pero de seguir con éxito con el huerto llega un punto en el que eres autosuficiente en la producción de hortalizas, que dejas de comprar esos productos en un mercado al punto que tu mismo comienzas a cosechar tus semillas que vas a utilizar para las siguientes siembras o los mismos materiales vegetales con los que se parte para la siguiente producción como el caso de la papa u otros cultivos que se producen por tubérculos o el ajo que es por bulbos, esas mismas plantas las guardamos para siguientes producciones, por consecuencia llega un punto en que es completamente redituable tener un huerto urbano.

Las personas interesadas en esta actividad pueden escribir al correo electrónico curso.ornamentales@gmail.com

Desarrollan métodos para detectar partículas de cobre en el tequila.

“El Doctor Rogelio Prado Ramírez me propuso investigar la incorporación de cobre en el tequila porque era un problema para la industria”, comparte cómo surgió esta investigación científica el Dr. Norberto Casillas, investigador de la Universidad de Guadalajara especialista en el tema.

El cobre y otros metales pueden tomarse por el agave con el que se produce el tequila cuando está plantado en ciertos tipos de suelos.

“En primer lugar identificamos en qué parte del proceso podría ser factible que el cobre se incorporara, y fue evidente que el sitio fue justamente en los procesos de destilación donde la bebida está en contacto con los alambiques de cobre” explica el Dr. Casillas, quien asegura que el siguiente paso fue desarrollar métodos electroquímicos para “detectar de una manera más sencilla las concentraciones muy bajas de cobre”.

Los investigadores hicieron un muestreo de 53 bebidas que se venden el mercado local. La Norma Oficial Mexicana 142, establece que no debe haber más de 2 partes por millón de partículas de cobre por litro de Tequila, por lo que los métodos electroquímico representan una opción considerable para analizar el tequila y encontrar materiales como el cobre.

Por otra parte, el doctor Rogelio Prado Ramírez, del Centro de investigación y asistencia en tecnología y diseño del estado de Jalisco CIATEJ, experto en la destilación del tequila, advierte que en el caso del tequila el cobre funciona como un catalizador, “hemos hechos algunos estudios que nos permiten concluir que el cobre ayuda a que se inhiban o que desaparezcan algunos olores desagradables de las bebidas de agave”

El investigador explica que en la fermentación de las bebidas de agave, se produce un compuesto azufrado, “si no tuviera cobre el alambique el tequila olería a ese carácter azufrado, de hecho si se destila en equipos de acero inoxidable este “tufo” desagradable se percibe”.

En este sentido el cobre, con el que están hechos los alambiques, tiene la función de inhibir la presencia de mercaptanos. “El cobre hace que esos mercaptanos se transformen en otros compuestos de azufre pero que no tienen una actividad odorífica importante, al contrario, potencia los aromas agradables de la bebida”, aclara el doctor Rogelio Prado Ramírez.

Sin embargo, agrega que si bien es importante la presencia de cobre, “es importante cuidar que no nos pasemos de cobre en la cantidad final de nuestro producto”

Según los investigadores el consumo moderado de vino provee cantidades importantes de materiales esenciales como calcio, cobre, hierro, magnesio, níquel y zinc, sustancias que son un requerimiento necesario para el buen funcionamiento del organismo en los seres humanos. El consumo diario recomendado de cobre es de 2 mg. Una ingesta de 10 mg de cobre puede tener un efecto tóxico.

Otros métodos analíticos comunes para la eliminación del cobre del tequila, incluyen la absorción atómica, la redisolución anódica y la cromatografía. También la polarografía que es una forma de voltimetería donde se trabaja con una gota de mercurio.

Algunas de las ventajas de los métodos electroquímicos son su rapidez, sensibilidad, que tienden a tener pocos o simples requerimientos y su relativo bajo costo.

La doctora Alejandra Carreón Álvarez, profesora de la Universidad de Guadalajara, especialista en calidad y producción de bebidas alcohólica mexicanas, investigó la corrosión del cobre en distintas temperaturas del tequila.

La investigadora, adscrita al Centro Universitario de los Valles de la universidad de Guadalajara está enfocando su trabajo en el estudio de otra bebida típica del estado de Jalisco, la raicilla.

Actualmente el doctor Norberto Casillas, del departamento de Química en la Universidad de Guadalajara en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) continúa investigando las propiedades físicas del tequila como la velocidad que consiste en calcular la velocidad del sonido, la viscosidad que calcula la cantidad de energía para mover el producto, la tensión superficial por ejemplo para las conocidas como lágrimas o colgado del tequila en el vaso el caballito, la conductividad que es relativamente baja en el tequila, el pH y el contenido de sólidos.

Marte tuvo glaciares de agua muy fría y salada. Entrevista con el Astrónomo Alberto G. Fairén.

Marte-tuvo-glaciares-en-el-pasado-parecidos-a-los-actuales-de-la-Tierra_image_380La nave Curiosity de la NASA explora el planeta rojo dentro del llamado cráter Gale, donde hace 3.500 millones de años se extendió un enorme glaciar. Las huellas de este paisaje glaciar quedaron plasmadas en el terreno, así lo evidencia la investigación de un equipo de astrónomos encabezado por el Dr. Alberto Fairén, científico de la Universidad Cornell en EE UU, publicada en la revista Planetary and Space Science.

Cientificodigital.mx: En su investigación previa usted ha realizado estudios sobre el clima en el planeta Marte ¿Cómo se puede estudiar la meteorología de un planeta a miles de kilómetros de distancia y en el pasado?

Alberto G. Fairén: Actuamos como detectives, o como médicos forenses, estudiando las huellas morfológicas y geoquímicas que han dejado sobre la superficie y la subsuperficie de Marte los distintos climas del pasado.

Cientificodigital.mx:¿Qué elementos les sugirieron pensar que en Marte existieron glaciares?

Alberto G. Fairén: Desde hace algún tiempo pensamos que el clima de Marte en el pasado fue muy frío. Es cierto que el planeta esta cubierto de huellas morfológicas y mineralógicas que atestiguan la presencia de agua líquida en grandes cantidades al principio de su historia, pero también es cierto que los modelos climáticos nos dicen que las temperaturas globales nunca fueron cálidas. Nosotros hemos propuesto una hipótesis para explicar esta aparente contradicción, según la cual el clima habría sido muy frío pero en ciertos lugares y momentos el agua podría haber permanecido en estado líquido. Esto se conseguiría gracias al efecto combinado de temperaturas globales cercanas a los 0 centígrados y a la presencia de sales en el agua, formando soluciones acuosas que permanecerían liquidas a temperaturas más bajas. El escenario resultante dibuja un Marte primitivo que incluía ríos, lagos y mares de agua muy salada y muy fría, y la presencia de glaciares por todo el planeta. El ciclo hídrico se cerraría con precipitaciones en forma de nevadas, casi nunca lluvia.

Cientificodigital.mx: ¿Qué marcas en el terreno dejan los glaciares a su paso?

Alberto G. Fairén: Son diversas, desde terrenos estriados hasta acumulaciones de rocas, pasando por rocas estriadas, depósitos en forma de abanico, cuencas cóncavas o restos de morrenas. Analizando imágenes orbitales, hemos conseguido identificar una enorme variedad de huellas de glaciares a gran escala en el cráter Gale, y confiamos en que el rover Curiosity pueda identificar otras a menor escala.

Cientificodigital.mx:¿En qué sentido le han ayudado los datos que envían las naves que orbitan Marte y aquellas que están sobre el terreno? ¿Podrían haber llegado a las conclusiones que ustedes llegan sin estas instrumentos?

Alberto G. Fairén: Los orbitadores y los rovers son nuestros ojos en Marte. Sin ellos, ninguna investigación sobre Marte seria posible, ni la nuestra ni ninguna otra. Sin la ayuda del programa espacial, no tendríamos absolutamente ni idea de como es Marte o como fue en el pasado.

Cientificodigital.mx: ¿Podría ser su investigación un precedente en la exploración de condiciones climáticas en planetas aún más lejanos ?

Alberto G. Fairén: Es posible, pero es pronto aún para saberlo.

Referencia del artículo de investigación:

Alberto G. Fairén, Chris R. Stokes, Neil S. Davies, Dirk Schulze-Makuch, J. Alexis P. Rodríguez, Alfonso F. Davila, Esther R. Uceda, James M. Dohm, Victor R. Baker, Stephen M. Clifford, Christopher P. McKay, Steven W. Squyres. “A cold hydrological system in Gale crater, Mars”. Planetary and Space Science 93-94: 101–118, 2014.

“La ciencia es una actividad humana que tienen la finalidad de entender la realidad”: Dr. Pablo Schulz.

“Siempre me gustó la Química, pero mi afición primaria era la Arqueología, por eso estoy tan feliz en México” confiesa el científico Pablo Schulz. oriundo de la localidad de Bahía Blanca, Argentina.

“Quizá mis mejores amigos en el mundo son profesores en Guadalajara” cuenta este Químico con alma de Arqueólogo, que su primera visita a esta ciudad fue en Noviembre de1988, cuando estuvo como profesor invitado durante un año y medio en Universidad de Guadalajara.

Y su más reciente participación en este institución fue en la Cátedra Neal R. Amundson, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías CUCEI de esta institución, donde ofreció la conferencia “Cuarenta y cinco años de investigación en ciencia de superficies y coloides”,

El Dr. Pablo Schulz, Licenciado en Química, Licenciado en Bioquímica y Doctor en Química, ha dedicado gran parte de su investigación a los tensoactivos “un caso particular de moléculas de tipo orgánico” en sus propias palabras. “Hay moléculas que tienen una parte afín al agua y otra parte que no” como el jabón que tiene un componente donde se disuelve la grasa.

“Si uno se fija en la etiqueta de un envase de detergentes va encontrar que dice: sustancias tensoactivas iónicas, no iónicas, sintéticos, aditivos, abrillantadores, perfumes, colorantes”, continúa explicando este científico argentino.

El Dr. Schulz, investigador de la Universidad Nacional del Sur en Argentina, reconoce que el uso de estas moléculas es muy variado y va desde la minería, los agroquímicos, la medicina, los alimentos, la cosmética “la industria de las sustancias tensoactivas es una de las más grandes del mundo”

“Nosotros mismos somos un conjuntos de moléculas de este tipo, porque las membranas celulares son justamente formadas estas sustancias” explica el Dr. Schulz mientras dibuja sobre una hoja de papel la estructura de una membrana celular.

El mundo microscópico, donde reinan las estructuras a escalas nanométricas, ha sido su lugar de trabajo por más de 40 años, “antes era ciencia ficción pero ahora ya se está hablando de nano-máquinas” reconoce.

Además el Dr. Schulz ha realizado una intensa actividad académica dirigiendo tesis doctorales, “desde hace unos diez años me estoy dedicando a la Metodología de la Ciencia”, lo que asegura le ha otorgado una visión más clara de su trabajo.

“El objeto de estudio de la Ciencia es el universo, lo que existe y es tangible, eso deja fuera un montón de cosas que pueden ser valiosas o no, depende de la gente, pero que no son Ciencia” afirma con toda seguridad este investigador nivel 1 del Sistema Argentino.

“Las afirmaciones científicas son independientes de la formación cultural, de la raza, de la religión, del background de la persona”, concluyó.

Pablo Schulz
Pschulz@criba.edu.ar

Elaboran científicos Iniciativa de Gestión del Mar Profundo

“Vemos que cada día el uso de los recursos marinos se va llevando a cabo a más profundidad” advierte la Dra. Elva Escobar Briones, directora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México y coautora de esta iniciativa.

Esta Iniciativa surgió de la preocupación de un grupo de investigadores por dar a conocer a la sociedad en general que “no nada más hagamos uso de los recursos del Mar profundo (los fondos marinos por debajo de 200 metros de profundidad) sino que también conozcamos que estos tipos de sistemas albergan una gran diversidad y otorgan diversos servicios ambientales”

La Dra. Elva Escobar, quien por cinco años trabajó buceando en cuevas sumergidas, alerta que se ha empezado a utilizar al mar profundo para fines de pesca, usos energéticos y hasta desechos (incluso algunos radioactivos depositados en las profundidades oceánicas después de la segunda guerra mundial).

Hace 5 años los investigadores dedicados al mar profundo buscaron el financiamiento para realizar un taller con el objetivo de generar esta iniciativa de gestión y elaborar un artículo científico que fue publicada el 16 de mayo de 2014 en la revista Science.

 

En este proyecto participaron “no sólo investigadores de ciencias “duras” sino también investigadores de ciencias sociales, usuarios y actores de diferentes sectores que nos permitieran conocer sus puntos de vista y cuales podrían ser los vacíos de conocimiento que pudieran ligar la ciencia básica con la toma de decisiones” resalta la Dra. Escobar cuya línea de investigación es la oceanografía biológica donde estudia la estructura y el funcionamiento de ecosistemas asociados a los fondos marinos.

Los océanos cubren el 71% del planeta y son ambientes muy complejos que cambian cada día, lo que los hace muy difíciles de estudiar, por ejemplo, “la restauración o la mitigación de un impacto en el mar profundo tiene una escala muy distinta a las escalas que tenemos en la playa, en ambientes someros como lagunas costeras y bahías”, por lo que es importante generar este conocimiento indica la académica del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 3.

La Iniciativa de Gestión del Mar Profundo (Deep Ocean Stewardship Initiative, DOSI en inglés) también tiene el fin de educar a todos lo niveles, desde grupos de primaria y secundaria, comparte esta científica experta de México ante las Naciones Unidas en investigación científica marina.

 

A pesar de que existen numerosas leyes para regular la actividad marina desde el punto de vista de la Dra. Escobar, promotora de esta iniciativa, “hay una falta de información, porque simplemente está en otro idioma o está en una página difícil de acceder, uno de los objetivos que tenemos es que se conozca que todas estas leyes pero hay que empezar a unificarlas en un marco común a nivel global”

La Dra. Escobar, quien también es integrante del comité técnico y legal de la autoridad internacional de los fondos marinos de Naciones Unidas ha expuesto que luego de realizar un censo de especies marinas se contaron 250 mil especies marinas conocidas (sin incluir a microorganismos ni a los virus marinos) sin embargo, del censo de la vida marina de 2010 se ha propuesto que hay al menos 1 millón de especies marinas aunque lo más certero es que sean hasta 2 millones de especies marinas.

El Instituto de Ciencias del Mar y Limnología tiene la misión de realizar investigación original, formación de recursos humanos y difusión en las ciencias del mar y la limnología, la cual está encaminada a contribuir al conocimiento básico y con ello apoyar a la sociedad en los esfuerzos de conservación, restauración de los ecosistemas acuáticos y el manejo integral de sus recursos.

La Geografía de la prevención.

“El Atlas de riesgo es un instrumento fundamental para la planeación del territorio; es un instrumento que se elabora antes del plan de ordenamiento, ya sea ecológico o territorial” explica el maestro Carlos Suárez Plascencia, jefe del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara, quien asegura que los Atlas de Riesgos sirven como base para saber cómo va a crecer un sitio determinado en los próximos años, hacia dónde, cómo y por qué.

“La elaboración de un Atlas de Riesgos involucra muchas disciplinas, o insumos de otras disciplinas, como la geología, la geomorfología, indicadores de pobreza, indicadores de hacinamiento, hidrología, climatología; el objetivo de éstos es mostrar las áreas que son susceptibles a ser afectadas por un fenómeno perturbador”, advierte el especialista mientras muestra en la pantalla de su computadora las imágenes de las distintas capas que tienen estos mapas.

 

Como marca la ley, los fenómenos perturbadores que deben estar previstos en un Atlas de Riesgos son cinco: los geológicos, los hidrometeorológicos, los químico-tecnológicos, los sanitarios y los socio-organizativos.

Poder predecir un terremoto es uno de los sueños de los científicos. Como esto aún no es una posible, los investigadores como el maestro Carlos Suárez del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial, desarrollan Atlas de Riesgos que otorgan un panorama de qué zonas son susceptibles a ser afectadas en caso de presentarse un sismo y en base a estos tomar las medidas preventivas necesarias.

“El Atas de Riesgos muestra una ventana del tiempo, que es como una fotografía de una persona, un Atlas de Riesgos de 2011 es una ventana de cómo estaba el territorio en el 2011 y a qué era susceptible, a partir de ahí se entrega a las autoridades correspondientes y son éstas las encargadas de hacer válidas las medidas de mitigación o disminución del riesgo que ofrezca el grupo de investigadores que fueron responsables de la elaboración del Atlas”

Como explica el Jefe del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial del CUCSH, son las autoridades las que tienen que plasmar los datos obtenidos en un Atlas de Riesgo “dentro de una ley o un reglamento, puede ser el reglamento de construcción, puede ser un plan de desarrollo urbano, un plan parcial de desarrollo urbano, un plan de ordenamiento territorial, un programa de ordenamiento ecológico, etc”.

Los beneficiarios finales de la elaboración de un Atlas de Riesgos son los pobladores de una determinada zona. “Se han hecho varios Atlas de Guadalajara, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga, Zacoalco, Puerto Vallarta, Ciudad Guzmán, y algunos otros” refiere el Maestro Carlos Suárez, quien reconoce que el departamento ha tenido una buena aceptación por parte de los contratantes, que en este caso son los gobiernos de estos municipios, para poder elaborar este tipo de estudios.

Todo depende del cristal con que se mire. La resolución visual de cada uno de estos mapas depende de la proporción que existe entre el plano gráfico y la realidad.

Los Atlas de Riesgos elaborados en el Departamento de Geografía y Ordenación Territorial se han hecho a varias escalas, “por ejemplo el Atlas del Estado de Jalisco está a escala 1:250000, esto indica que un centímetro en el mapa equivale a 2.5 kilómetros; los Atlas municipales normalmente se hacen a una escala de 1:50000, donde la proporción es que un centímetro equivale a 500 metros, entonces hablamos que un centímetro en el mapa equivaldría a cinco cuadras” expone el maestro Suárez Plascencia.

Si se quiere mirar más de cerca, la escala debe cambiar. “Cuando se notan algunos peligros importantes, por ejemplo en Guadalajara las zonas de hundimientos o las zonas de inundación se bajan las escalas, se trabaja con escalas más detalladas como una escala de 1:5000, donde un centímetro equivale a 50 metros, un centímetro puede darme media manzana, entonces ya puedes ver un poco más”

Analizan la composición musical a través de la física.

¿En qué se parecen Mozart, Beethoven o Tchaikovsky? ¿Hay algo que relacione a esos compositores de siglos pasados a los actuales? ¿Se puede comparar una obra para violonchelo de J.S. Bach con una de Julián Carillo?

La Doctora Silvia Piña Romero, investigadora del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara está empeñada en darle respuesta a estas preguntas usando las matemáticas.

Mientras estudiaba las fases de las ondas en electroencefalogramas tuvo la curiosidad de realizar este mismo análisis con datos provenientes de ondas sonoras, en este caso musicales.

Al darse cuenta que muchos estudios referentes al análisis musical están basados en la frecuencia o la amplitud de la onda surgió la idea de hacer un análisis diferente, en esta ocasión a través de la fase de las ondas.

“La fase es una cantidad que está ligada a la descripción de una onda. La amplitud está relacionada con el movimiento, la frecuencia con qué tan rápido y la fase es cómo se recorren los ciclos. Cualquier oscilación por chiquita o grandota que sea tiene ciclos, entonces cómo recorremos estos ciclos, eso es la fase”, explica la Doctora Piña.

Por medio de la “Transformada de Hilbert” se convierte una señal analógica en una señal compleja de donde se obtienen los ángulos de las ondas, y es así como se puede hacer este estudio.

La Doctora Piña Romero espera tener algunas conclusiones de su estudio con rumbo al congreso Internacional de Música y Matemáticas que se realizará en noviembre de 2014 en Puerto Vallarta, Jalisco, México.

¿Se necesita un número o un índice matemático que identifique a cada autor? ¿Puede esta característica matemática decirnos más que la obra misma del autor? Quizá no, pero sin duda eso es lo fascinante de la búsqueda científica.

Para saber +

Uno de los primeros acercamientos de esta investigación músico-matemática fue la sincronización. El fenómeno de la sincronización está presente en distintos eventos naturales y artificiales como el parpadeo de las luciérnagas, en los aplausos de una audiencia o los péndulos de relojes colocados en una misma pared- teorizado por primera vez en 1665 el físico y astrónomo Christiaan Huygen.

Los científicos buscamos entender las cosas: Mattew Bobrowsky.


El científico de la NASA Matthew Bobrowsky impartió en Guadalajara la conferencia “El proceso de la ciencia”, donde explicó algunos fundamentos básicos como que “la forma como se comprueba algo en la ciencia es probándolo”.

En su charla el Dr Bobrowsky aseguró que la ciencia no es una receta de cocina. “La ciencia no se debe enseñar como datos que deben ser memorizados. Sino como una exploración, un descubrimiento”.

El Astrofísico estadounidense, descubridor de la Nebulosa planetaria conocida como “Mantarraya”, compartió que se decidió a ser científico porque desde niño le maravillaba el cielo y les dijo a los asistentes que “Si quieren ser científicos deben pensar científicamente”.

Desarrollan teoría Sociotermodinámica

Un equipo de científicos encontró un patrón de movimiento en la evolución de la población española en un periodo de 15 años.

Un estudio reciente asegura que a nivel colectivo, nos comportamos como si fuéramos partículas que se mueven en el espacio siguiendo el principio físico de máxima entropía.

Alberto Hernando de Castro, investigador de la escuela politécnica federal de Lausana, Suiza y coautor del estudio, asegura que haciendo una extrapolación de los sistemas físicos que conocemos con los sistemas sociales, se demuestra la segunda ley de la termodinámica.

¿Qué hace que vivamos en una ciudad? ¿qué nos motiva para mudarnos a otra? ¿somos conscientes de la decisión de emigrar? ¿por qué nos agrupamos como nos agrupamos? ¿cómo nos distribuimos dentro de un territorio? Son algunas preguntas que intentan responderse con este estudio.

Alberto Hernando de Castro, experto en sistemas moleculares y sistemas sociales, asegura que con lo resultados que obtuvieron se podría predecir la evolución de las poblaciones de la forma como actualmente de pronostica el clima.

“Ese es nuestro objetivo. Todavía es pronto para poder tener una predicción completa sobre cuál sería la evolución de una población, pero ese es nuestro objetivo. La ventaja de tener un modelo matemático basado en principios es eso, la predictivilidad. Gracias a la Física, tenemos ecuaciones de estado que te dicen en qué condiciones vas a encontrara un sistema, por ejemplo los gases, bajo tales parámetros. Si pudiéramos hacer lo mismo en un sistema social, podríamos saber que dados ciertos parámetros contextuales socioeconómicos sabríamos cómo responde el sistema ante esto y entonces podríamos hacer predicciones. Sería genial ya que podrían practicarse algunas políticas y saber cuales serían las consecuencias antes de aplicarlas”.